martes, 18 de febrero de 2014

VIDEOJUEGOS

Polybius: La leyenda urbana
Según una leyenda urbana, Polybius era un videojuego arcade. Habría sido lanzado durante 1981, en Estados Unidos causando efectos devastadores a sus jugadores, tales como la locura, estrés, pesadillas...incluso tendencia al suicidio. Apareció en algunas salas de juegos de Portland y se cuenta que poco después de su lanzamiento, el juego había desaparecido por completo.

     El juego fue diseñado por una empresa llamada Sinneslöschen (en alemán "pérdida de los sentidos"). En el juego, el jugador manejaba una nave que disparaba a una serie de enemigos mientras las fases se desarrollaban con algo parecido a un puzzle. Sus gráficos, sus colores vivos y sus efectos luminosos constituían una revolución en aquella época. Polybius fue una gran atracción para todos los jugadores de videojuegos. Al poco tiempo, el juego se hizo muy popular, hasta llegar al punto de producir adicción en algunos jugadores. Siempre se formaban largas colas para poder jugar.

     El juego producía afecciones neurológicas en los jugadores, como mareos, tics nerviosos, vómitos, pérdidas de memoria, alucinaciones auditivas y ópticas, ataques epilépticos y terrores nocturnos. También aseguraban ver caras fantasmales y mensajes que incitaban al suicido.

     Curiosamente, el juego al principio provocaba una gran adicción y después generaba un gran odio al mismo. Los jugadores olvidaban en qué consistía el juego de forma escalonada, por lo que hoy en día es casi imposible encontrar un testimonio de alguien que haya conseguido jugar y lo recuerde a la perfección.
Algunas fuentes afirman que era un juego donde había que avanzar por laberintos, mientras que otros lo describen como una nave que combate en el espacio.

    Finalmente, la prensa local de Portland hizo eco del fallecimiento de un jugador que sufrió un ataque epiléptico mientras jugaba.Además, todavía circula información contradictoria sobre el estilo o el género del juego. 
Autores: Antonio Román y Francisco José Sánchez, 4ºB, periodistas

lunes, 10 de febrero de 2014

CARTELERA.

La ladrona de libros


Esta película trata de como vive Liesel la Segunda Guerra Mundial en Alemania cuando la envían a vivir a una familia de acogida. Ella se libera de todos los malos eventos que la rodean robando libros y leyéndolos a sus amigos y familiares.

Nos ha gustado mucho esta película ya que es un drama pero con ciertos toques irónicos, por lo que hace que la película se haga menos lenta.


Además, te hace pensar cómo era vivir en esa época, donde no se podía leer ni tan siquiera un simple libro.








Autoras: Carmen Aguilar y Ángela Fernández

jueves, 6 de febrero de 2014

ACTIVIDADES REALLIZADAS PARA EL DÍA POR LA PAZ

MURAL.
Así quedó el mural que se realizó para conmemorar el Día Internacional por la Paz. Se colocó en la entrada del instituto y se completó con murales de los cinco continentes, recortados en papel de periódico con noticias sobre la actualidad y sobre fondo de colores, simulando los colores de la bandera olímpica, ejemplo de juegos que se celebran en paz y concordia.

PROYECTO ESCUELA ESPACIO DE PAZ.
Pero sin duda alguna la actividad que tuvo más éxito y llamó más la atención de los alumnos fue la celebrada entre todos los centros educativos de Estepona. El grado de participación superó todas las expectativas y se presentaron actuaciones muy trabajadas. En este vídeo, montado por Pepe Yun,  se puede apreciar el trabajo realizado por los alumnos de nuestro centro.

También se puede seguir la noticia en este enlace.
 
REDACCIÓN SOBRE EL DÍA DE LA PAZ.
     De todas las redacciones que hemos recibido hemos escogido la de una alumna de 1º de la Eso. Finalizadas todas las actividades, se les pidió a los alumnos participantes que hicieran una redacción sobre este día, sus reflexiones, qué hicieron y cómo lo pasaron. Nos ha parecido que la redacción seleccionada muestra claramente el entusiasmo con el que vivieron ese día.

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ: JUNTOS PODEMOS
    Fue un día fabuloso, un 30 de enero increíble, una tarde con viento huracanado y frío, pero no nos importó. Todos estábamos super nerviosos y excitadísimos. Cuando llegamos al estadio fuimos guiados por nuestra profesora hasta nuestro sitio, más nerviosas aún. En medio del césped empezamos a sacar toda clase de maquillaje, y empezó la ebullición. Nos prestábamos las cosas, nos ayudábamos, buscábamos nuestro maquillaje... en fin, un lío. Además, venía un periodista a grabarnos...
    Empezaron a actuar grupos de los institutos. Nuestro instituto era el penúltimo. Sentimos alivio y nervios a la vez. Esperamos mucho tiempo y nos fuimos por el campo a hacernos fotos, tontear, ir en grupo, ir a ver a amigos de otros institutos...
    Y por fin nos tocó. Estábamos muy nerviosas. Al principio fue un poco gracioso porque la música no iba bien, se cortaba y seguía, pero después sonó bien y proseguimos. Al final se lió un poco todo, pero lo logramos. No del todo perfecto, pero lo logramos.
    Todos lo lograron, pues los otros grupo también eran fabulosos: chicos cantando o haciendo mimos o algo así, con guantes blancos y bailando. Hubo hasta un concierto de piano y violín. Además, con unas pancartas grandes y preciosas en representación de cada instituto o colegio.
      La vuelta al instituto fueron risas, fotos y diversión. Valió la pena aguantar el viento huracanado que no nos paraba de azotar y las piedrecitas que se nos metían en los zapatos.
Autora: Sara Tanau, 1ºD